Análisis Super Mario 3D Land (Nintendo 3DS)


Viernes, 18 de noviembre de 2011

Mucho se está hablando estos días de cómo Skyward Sword es un homenaje a los 25 años de historia de la saga Zelda. Algo parecido pasa con Super Mario 3D Land, que es un guiño casi constante a los 25 años que cumplió la saga en 2010.

Han pasado diecinueve años desde el último juego de la serie Land (no cuento Wario Land, aunque sea SML3). Diecinueve años sin una continuación de dos de los juegos más vendidos y sobretodo, más queridos, de Game Boy.

Pero aquí está Super Mario 3D Land, primer caballo de batalla de 3DS, para poner fin a la ausencia de esta serie alternativa de Super Mario. Y lo hace muy bien, la verdad.

Volvemos a niveles cortitos, sobre todo si los comparamos con los de sobremesa. Escenarios que no tardaremos mucho en recorrer, perfectos para una entrega portátil como la que tenemos entre manos, y es que Nintendo pocas cosas deja sueltas cuando hablamos de su franquicia estrella. Además de ser sencillos, un impulso y ganas de seguir jugando hacen que la sensación sea de “¿ya?” y al darnos cuenta llevemos unas cuantas horas jugando.

Como hemos dicho antes, el juego tiene un montón de guiños a situaciones clásicas ya en la saga. No sólo se trata del tan cacareado nivel inspirando en The Legend of Zelda, sino encontrarnos sprites de Super Mario Bros, músicas que tenemos grabadas a fuego en la memoria o cosas por el estilo. Es una sensación constante de que esto sí es un Super Mario, ese regustillo a viejo que tanto gusta y que New Super Mario Bros, aunque me encanta, no supo conseguir.

Por supuesto por encima de todos los elementos nostálgicos se sitúa el traje Tanooki, aparecido por primera y única vez (hasta ahora) en Super Mario Bros 3. Toda la historia del juego gira en torno a las hojas mágicas que nos permiten enfundarnos el disfraz de mapache y es el power-up más útil del juego con diferencia.

Y es que aunque haya más trajes (la flor de fuego y el Mario Boomerang), Tanooki se hace imprescindible por una razón muy simple, que es que el juego vuelve al plataformeo puro, dejando en un segundo término a los enemigos. El 3D logra imprimir una nueva capa (y nunca mejor dicho) a la jugabilidad aprovechándose de una facilidad de calcular saltos que antes no teníamos.

No me entendáis mal, sigue habiendo unos cuantos enemigos que nos intentarán cortar el paso y múltiples trampas en casi cualquier sitio, pero más que nunca se vuelve a las plataformas como eje central del juego. Y por esta razón el peludo disfraz nos ayudará enormemente, dado que podremos mantenernos en el aire unos segundos para descender lentamente.

Miyamoto ya comentó en su día que las capacidades tridimensionales de la consola ayudarían a evaluar saltos difíciles en plataformas móviles, y desde Nintendo EAD Tokyo (el estudio que se encarga de los Mario principales en consola) han aplicado este concepto a la perfección. Como punto álgido, las salas especiales en las que una perspectiva isométrica crea plataformas imposibles en 2D, pero que gracias al 3D podremos percibir y superar.

Podremos elegir entre dos clases de tridimensionalidad, una con el “efecto ventana” que habréis visto en la mayoría de juegos de la consola y otro que ayuda más a que se vean elementos fuera de la pantalla. Como curiosidad, con este segundo modo es más difícil perder el punto de enfoque y así ver borrosa la imagen.

Pero no sólo de 3D vive el título, sino que también lo hace de unos escenarios coloridos como siempre y aunque antes hayamos dicho que son cortos, muy inspirados. Quitando fases finales (castillos y barcos voladores) por motivos evidentes, los escenarios se parecen y no entre sí a la vez. Sí porque suelen compartir temática del mundo (fases con hierba, desierto, nieve…) pero siempre está presente la sensación de que jugamos algo nuevo.

Las melodías aunque no tan buenas como en otras obras donde ha estado presente el maestro Koji Kondo, siguen rayando a gran nivel. La nota nostálgica la ponen las fases en las que vuelven las canciones clásicas de la saga con algún arreglo nuevo, pero manteniendo la esencia.

Y como no podría faltar en un juego así, el otro pilar básico es la jugabilidad y la sencillez del título. Con sólo tres botones (correr, saltar y agacharse) sobran para tener diversión a raudales. Un como siempre acertado diseño de niveles, con todo colocado donde debería, y un control exquisito lo convierten en uno de los Mario más refinados en este aspecto que recuerdo.

Incluso aun después de jugar sesiones maratonianas (6 horas seguidas con sólo una pausa para cenar) seguía haciendo mis saltos donde yo quería y en el control no puedo encontrarle ninguna pega al juego.

Donde sí se la puedo encontrar quizás es en la dificultad. La primera vuelta (pasarse el juego) puede suponer un reto para los primerizos y gente no acostumbrada a los juegos de plataformas, pero para los que estamos más experimentados, es un paseo.

Esto mejora un poco con los ocho mundos extra y desafíos varios (conseguir todas las monedas de cada nivel, bandera dorada en cada mástil) pero aun así no llega a ser un reto muy complicado. Esto no quiere decir que el juego sea malo, pero sí que se hubiese agradecido un poco más de dificultad aunque fuera en la segunda parte del juego (tras haberlo pasado) y dejar la mitad “para todos” tal y como está.

La primera parte, como visteis el otro día, se puede completar en 5-7 horas si somos diestros en la materia, incluso cogiendo todas las monedas de cada nivel. La segunda ya durará un poco más (en torno a 8-10 horas si vamos rapidito), pero al ser un juego tan rejugable, esto puede durar lo que queramos.

Super Mario 3D Land es un imprescindible de 3DS, tanto con el catálogo actual, como con el venidero. No se trata ni mucho menos de una versión menor por ser de portátil, sino que es un señor juego de principio a fin. Igual no tiene el carisma que tiene Super Mario Land 2, pero es un juego infinitamente mejor.

Los escenarios siguen siendo igual de coloridos y acertados que siempre, y el uso del 3D está realmente bien implementado en el juego, que más allá de ser un efecto chulo es parte directa de la jugabilidad. El control es una delicia y la única pega que le veo es una baja dificultad en la mayoría de niveles, pero que no empaña el sobresaliente trabajo de Nintendo.

9

Comparte esta entrada:
Categories: Análisis Tags:
  1. Viernes, 18 de noviembre de 2011 a las 17:10 | #1

    Yo le estoy jugando ahora mismo yme esta encantado, se lo recomiendo a todos, espero analizarlo pronto pero si es verdad que para los experimentados puede ser un paseo, reconozco que soy muy pro de Mario, así que puede que para otros jugadores no lo sea tanto.
    En el blog de @FastETC … Análisis The Legend of Zelda Skyward Sword

  2. Viernes, 18 de noviembre de 2011 a las 20:25 | #2

    Yo también estoy enganchado desde ayer, y este es el primer y hasta ahora único análisis del juego que he leído (no me hacía falta para saber que era compra segura), al igual que Fast también se lo recomiendo a todo poseedor de la portátil de Nintendo.

    PD: Y si de momento no le veo demasiada dificultad, también llevo años saltando con el fontanero.
    En el blog de Tuxlive … CONSTRUCCIÓN ICADE: DÍA 1

  3. David
    Sábado, 19 de noviembre de 2011 a las 15:10 | #3

    Bueno, y al final, ¿para qué vale el tanooki xd?

  4. Domingo, 20 de noviembre de 2011 a las 13:28 | #4

    Yo lo que veo ridículo es que te den vidas y ayudas por cualquier chorrada. Yo jugaba al Mario Bros 3 con 10 años y a base de intentarlo una y otra vez, me pasaba cualquier fase (excepto los malditos mundos 6, 7 y 8, qué infierno xD). Un casual cualquiera debería hacer lo mismo, no que en cuanto pierda 4 vidas le hagan invencible con el traje blanco ese…

    No entiendo por qué lo facilitan tanto, la verdad. La respuesta tiene que estar, como siempre, en el asqueroso dinero. Nintendo debe pensar que si alguien se frustra porque lo han matado cinco veces en el mismo sitio, venderá el juego y jamás volverá a comprar otro Mario. Menuda tontería, la realidad es que los jugadores de toda la vida nos ABURRIMOS porque no hay reto alguno.

    El juego me lo he pasado en un día y medio con todas las monedas estrella de los 16 mundos. Sólo me falta completar varios niveles con ambos fontaneros y algunas banderitas amarillas. Pero es muy rejugable, así que da igual tenerlo ya pasado xD

    ¡Saludos!

  5. Viernes, 25 de noviembre de 2011 a las 03:22 | #5
  6. PRINCESS_MARCE
    Jueves, 16 de febrero de 2012 a las 21:48 | #6

    AAAAHHHH!! NO PUEDO PASAR EL MASTIL DORADO =(
    AUXILIO!!
    ALGUIEN YA LO PASO??

  7. Sábado, 1 de marzo de 2014 a las 18:40 | #7

    como puedo pasar el mundo 6-7 del 3d land puede publicarlo gracias

Comentarios cerrados.