Hace tiempo que no sigo la NBA. Desde hace ya unos años fuí perdiendo interés por muchos motivos.

Tengo entre mis manos la nueva entrega de este año de 2K, y me he emocionado al ver la vuelta de los equipos clásicos, con Magic Johnson, Jordan y compañia. Llevaba sin tocar un juego de baloncesto bastante tiempo, pero me alegro ver que esta saga lo único que hace es mejorar lo que es ya de por si un juegazo.

¿Queréis saber más sobre la nueva entrega? Trás el salto.

Gráficamente… ¿ha tocado techo?

Es curioso, pero llevo un par de años viendo que gráficamente, estos juegos han tocado techo. Seguramente porque el hardware ya no de más de sí, pero yo apenas noto mejoría gráfica.
Ya de por si son soberbios. Cantidad de detalles como las camisetas, los pabellones, el sudor, el parecido de los jugadores con sus homónimos de la vida real… pero eso, están limitados a lo que tienen.

En cuanto a la versión de PS3, la mayor pega que le veo es que los dientes de sierra son bastante más notables que la versión de 360, cosa a la que la mayoría de juegos les pasa cuando salen en ambas plataformas, como siempre, gracias a la ayudita que tiene en su interior la 360 para este fin.

Jugabilidad a otro nivel:

Sinceramente, este juego tiene tantos movimientos y jugadas, que es difícilmente superable. A mí me resulta imposible usarlas todas, te aprendes las más básicas y 3 o 4 curiosas y con eso vas tirando. Si estáis buscando algo menos realista tirad para el Nba Jam, porque esto es jugabilidad en estado puro.

Tras la cancelación de NBA Élite, esta es la alternativa.

El juego también es compatible con el sensor de movimiento Move, y por su puesto os voy a dar mis impresiones.
Tiene pinta de estar calcado del juego de Wii. Ejemplos de movimientos:

Para robar el balón tienes que agitar el mando.
Para tirar tienes que hacer el movimiento como de que tiras a canasta, es curioso, pero bastante cansino al final.
Puedes hacer amagos moviendo de un lado a otro el mando cuando lo tienes cogido, bastante divertido.

Pero me ha dado la sensación de que se baja la dificultad de la máquina, ya que robar el balón es más frecuente y los tiros entran con más facilidad.

Sinceramente, me quedo con el mando clásico, aunque como curiosidad y para echarte unas risas no está mal.

Tipos de juego:

En esta entrega tenemos bastantes novedades, y como os he adelantado, la aparición de equipos clásicos es un puntazo.
Michael Jordan está en portada, así que era de esperar algún tipo de evento dentro del juego, y así es.

Tendremos los desafíos Jordan, que consiste en una serie de eventos durante la carrera de Jordan que tendremos que recrear en la mejor manera posible, en concreto 10… muy entretenido, aunque os podéis imaginar la mala bestia que puede ser Michael, más que nada porque lo era.

También duelos clásicos entre los Chicago Bulls y los Lakers de Magic Johnson… epic is epic.

Y luego tenemos los modos de siempre, como jugar la temporada, o crearte tu jugador y hacerlo llegar a lo más alto. Completito y para todos los gustos.

Mención del concurso de mates que me parece un vicio.

Pero como es evidente, el mejor modo es el de Mi jugador, ya que nos hace currarnos a nuestro jugador desde los inicios, desde los partidos universitarios… genial.

También me ha parecido un puntazo las entrevistas que se hacen al final del partido, y que podemos responder en plan vacilón. Depende la respuesta afectará a nuestro equipo de distintas formas… ¿esto me suena haberlo visto en otro juego?

Y por supuesto, disponemos de un modo online que por lo visto va algo mejor que años anteriores, y tendremos partidos rápidos, ligas…

Apartado sonoro:

Empezaré diciendo que es más que correcto. La ambientación es simplemente genial, y me encanta que no se haya traducido a los comentaristas, de verdad, para hacerlo mal prefiero así.

Tambien hablar del buen surtido de canciones que han metido para los menús, aunque algunas ya estaban en los Fifas de ¿ediciones anteriores?.

Y mención especial a que el juego soporta DTS, donde se nota una diferencia tremenda respecto al Dolby.

Qué puede gustarte del juego:

  • Es tu juego de baloncesto si buscas el mayor grado de realismo.
  • Está Jordan… ¿Qué más se puede pedir?
  • El modo Mi jugador nos dará horas de vicio.
  • Gráficamente sensacional.
  • Soporta Move

Qué NO puede gustarte del juego:

  • Los gestos faciales de los jugadores… a veces se les va la pinza (Tenía que poner algo)

Para terminar, decir que me parece un juegazo, pero me da pena que este año no tengamos la versión de EA para que se metan presión para mejorar.

Mi nota:

Categorías: Análisis

5 comentarios

The_unforgiven_too · 04/11/2010 a las 18:00

Lo de los gráficos ciertamente es curioso, recuerdo cuando las primeras entregas de la saga para la nueva generación de consolas, que me sorprendían bastante.
Sin embargo, poco han cambiado desde entonces. Es algo muy raro, porque una consola se suele explotar cada vez mas conforme pasa el tiempo, y en este caso pasa lo contrario.

KKnot · 04/11/2010 a las 18:02

Yo creo que ya el propio motor no da más de si, aún así es fantástico. No solo le pasa a este juego… Fifa, Pes, Madden, Nhl… todos están estancados.

Topofarmer · 04/11/2010 a las 19:03

El juego lo probé en el Gamefest y tenía buena pinta. Y joder, un Bulls-Celtics o un Bulls-Lakers clásico tiene que ser la bomba 😀

Sierra · 04/11/2010 a las 21:46

Jordan…braaains…slurp… ¿o me he equivocado de juego?
Es de agradecer un juego de los de ahora con los jugadores de entonces…

Los comentarios están cerrados.