Hoy he venido a hablar de Mini Metro


miércoles, 11 de noviembre de 2015

mini metro 1

Hace tiempo solía coger el metro cada día para ir al curro. Ahora no, ahora voy en bus porque aunque tarde un poco más ni voy apretado como en una lata de sardinas, ni voy encerrado sin cobertura, ni con un calor de cojones. El metro me produce urticaria y además cada vez es más caro aquí en Nueva Caracas, antes Madrid. Pero Mini Metro me gusta.

¿Y qué es Mini Metro? Pues una especie de gestor de líneas de metro muy simple y minimalista, pero que tiene ese aquel que te engancha un buen rato mientras aparentemente no haces casi nada. Lo descubrí ayer mismo gracias a un hilo de estos que no lee nadie en NeoGAF y estuve unas cuantas horillas ahí dale que te pego.

mini metro 2

El concepto de Mini Metro es muy sencillo. Eliges una ciudad (cambian el mapa y los ríos) y van apareciendo estaciones con formas geométricas (triángulos, círculos, estrellas…) que debemos unir mediante líneas de metro. De esta forma conseguiremos que los pasajeros puedan ir de una a otra y todo vaya bien. ¿Dónde está el desafío? En conseguir que todo vaya rápido y fluido, de forma que no se queden los pasajeros demasiado tiempo esperando. Igualito que en Madrid, vaya.

Me explico. Los pasajeros que esperan en cada parada se marcan con el simbolito de la estación a la que quieren ir. Por ejemplo, en una estación de triángulo aparece un pasajero cuadrado, de forma que tenemos que conseguir que pueda llegar a una estación de cuadrado para que así se baje del tren. Parece sencillo pero en poco tiempo se vuelve un caos.

Según va pasando el tiempo van apareciendo más y más estaciones, y al superar semanas nos dan mejoras como más vagones, la posibilidad de hacer más túneles para pasar ríos o incluso crear nuevas líneas de la red. Al final te vuelves loco con tanta línea y tantos fulanos esperando mientras ves cómo sube el nivel de espera, lo que anuncia tu final. Si hay seis pasajeros esperando más de 45 segundos a la calle que te vas.

Es el Dark Souls del transporte público.

Más en serio, al final Mini Metro me terminó enganchando. Es un concepto muy sencillo y al principio fácil, pero la dificultad escala rápido y gestionar bien la red de metro se vuelve tan complicado como divertido. Además la interfaz tan minimalista y bonita hace que sea un juego realmente agradable de jugar.

Si alguna vez has querido jugar a ser Dios y putear a toda una ciudad, pero nunca te has presentado como candidato a tu Comunidad Autónoma quizá sea ahora tu oportunidad. Aunque aquí se nota que no es real en el momento en el que si la cagas te largan. Pero el tema de crear líneas de transporte de la forma más eficiente posible es bien interesante. Y un poco frustrante también.

El juego se puede comprar tanto en Steam, en GoG si lo queréis sin el DRM divertido y en la web del desarrollador, donde os dan tanto la clave de Steam como la versión DRM-free.

Categories: Análisis Tags:
  1. Elbanano
    jueves, 12 de noviembre de 2015 a las 02:26 | #1

    Espero que esto tenga versión para windows phone.

  2. Neimad
    jueves, 12 de noviembre de 2015 a las 13:58 | #2

    Me recuerda al Air Control. Simple, facil manejo, se va liando en cuanto las cosas se saturen y tu tengas capacidad y tecnica para hacerle frente.

Comentarios cerrados.