Análisis Little Nightmares (PC)


Viernes, 16 de Junio de 2017 Dejar un comentario Ir a comentarios

¿Alguna vez habéis visto el Viaje de Chihiro? Al principio de la película, tenemos una escena donde la protagonista se encuentra rodeada de seres desconocidos, con sus padres convertidos en cerdos, y empieza a abrirse camino por el lugar extraño, hasta que más tarde la encontramos caminando por tejados y recovecos, parte de un gran edificio. Un momento confuso, lleno de criaturas extrañas y en el que el personaje se mueve por zonas algo siniestras donde no debería haber nadie, colándose y avanzando como puede por la estructura de un inmenso edificio.

Little Nightmares da esa sensación.

Little Nightmares es una especie de juego de aventura/plataformas 3D. Un vistazo rápido te dará una idea de cómo es: eres una niña de un tamaño menor de un gato pequeño, que como tal, debe correr, saltar y colarse por todos los recovecos posibles.

Las mecánicas son simples: avanzamos por los escenarios saltando de un lugar a otro, moviendo cosas, cogemos esto, nos colamos en aquello… Como si fuéramos un ratoncillo en una cocina. Pero, siguiendo con la metáfora, nadie quiere roedores cerca de su comida, por lo que unos cuantos personajes nos van a cazar a lo largo del juego por distintas razones y en diversos escenarios.

Así, el juego se dividirá en partes de “plataformeo”, donde lo importante será avanzar en el escenario, y partes con enemigos, donde debemos huir y escondernos de alguien contra quien somos incapaces de defendernos. Y pongo “plataformeo” entre comillas porque, pese a que no es nada completamente ajeno al género, da la sensación de ser algo distinto.

A nivel jugable esto funciona muy bien, en todo el juego se avanza de forma natural y dinámica. Quedarse encallado o sin saber que hacer es raro. Y si ocurre no pasará mucho tiempo antes de encontrar una solución.

El diseño de niveles es excelente, no solo cuando tenemos que saltar de un lado a otro, donde tenemos algo fluido y variado de manera que el juego no se hace ni repetitivo ni complicado, sino que los escenarios con enemigos son geniales, ofreciendo múltiples soluciones a como resolverlos. Varios sitios donde esconderse, objetos para hacer ruido, un lugar donde puedes subirte, arrastrar, algo que puedes activar… Además, de que el enemigo de cada zona reaccionará ante ti de una forma diferente y aunque no sean muchos están bien diferenciados y lo notarás.

Cada nivel es bastante denso en posibilidades, pero sin sobrecargar los escenarios para que no se vuelva confuso. Te da esa libertad para hacer varias cosas al mismo tiempo que mantiene la sencillez para que nunca te quedes quieto o frustrado.

Pero donde brilla este juego es en el aspecto “artístico”.

Little Nightmares es lúgubremente precioso. Nos presenta un mundo sombrío y único desde un punto de vista propio de un insecto colándose entre grietas para inspeccionarlo todo.

Durante todo el juego, se mantiene el mismo tono, algo oscuro (tanto literal, como metafóricamente), iluminado tan solo por luces titilantes y algún que otro haz de luz de una lampara o algo parecido que se cuela entre agujeros. Porque desde luego en este juego no vamos a ver mucho el Sol.

El juego es tan oscuro que nuestro personaje tiene un mechero que puede iluminar en cualquier momento, para poder darle forma y ver claramente lo que hay en la negrura de muchas salas.

Pero eso no significa que esté mal iluminado, la iluminación es posiblemente la mejor que he visto en un videojuego, manteniéndose realista en todo momento, con un impresionante detalle y emulando todo tipo de fuentes, además de siempre poniendo el tono de la escena y creando composiciones alucinantes (en combinación con la excelente cámara, que se encarga de lo mismo). La luz nos sumerge completamente en este mundo y nos hace sentir parte de este sitio, como si de verdad pudiéramos caernos por un agujero y acabar en un lugar así.

Y en cada una de estas salas  nos iremos encontrando con el enemigo particular, cada uno con sus propias extravagancias. Los personajes tienen un diseño impresionante, parecen salidos directamente de una verdadera pesadilla, con cuerpos deformes y nauseabundos y comportamientos excéntricos que te ponen los pelos de punta.

Aún así, su apariencia nos informa tanto de como son como personaje en la historia y como interactuarán con nosotros. Un personaje con brazos largos y venda en la cara nos agarrará fácilmente, pero si no hacemos ruido podemos escondernos hasta delante de él sin que se de cuenta; un personaje rechoncho y de brazos cortos no tendrá el mismo alcance, pero puede tener otras características…

No quiero entrar en mucho detalle, ni mostrar ciertos seres, porque descubrirlos de golpe en este juego a medida que avanzas en él es una maravilla, y no quiero quitarle ese placer a nadie.

La narrativa es algo que no se nos presenta de forma directa. En este juego no encontrarás diálogos, notas o cualquier otro tipo de texto más allá del menú de inicio. El juego te sumerge en el mundo y tú, como parte de él, irás viendo y descubriendo qué se teje en él.

Fíjate en qué ocurre en cada zona donde estés e intenta conectar todo lo que has ido viendo y verás como todos los puntos acaban por dar una figura increíble. Y si al final no te enteras de algo, búscalo en Google.

Recomiendo por ello, jugar el juego del tirón, pero con calma. Son unas escasas 4 horas, así que jugarlo de una sentada para encajar todas las piezas es una buena forma de afrontarlo.

Que, ya que estamos, si tuviera que sacarle una pega al juego sería su corta duración. El juego tiene un precio relativamente reducido para una noverad de esta calidad técnica, y la narrativa es perfectamente compacta en el tiempo que tiene sin una sensación de que falte o sobre nada, pero es un mundo donde siempre se puede expandir por un nuevo recoveco, y el anuncio de DLCs me hace preguntarme si hubiese sido posible algo más de contenido para justificar mi inversión.

Así que, ¿recomiendo Little Nightmares? Dios, ¡SÍ! El juego es una pasada en todos los niveles: visualmente es precioso en su lúgubre tono, con una iluminación y diseños que te sumergen en un mundo único que no te puedes perder, narrativamente es algo personal y único presentado de forma íntima y algo abierta, para que el jugador lo interprete y como juego no podría ser más dinámico y fluido, ofreciendo un frenesí de sensaciones a medida en que avanzas por las distintas situaciones con las que te encuentras.

Recomiendo que aprovechéis y pilléis la edición limitada antes de que se acabe, pues no es muy cara para lo que suelen ser estas cosas (menos si la pillasteis de reserva). Esta delicia incluye una figurita bastante maja, la excelente banda sonora y un par de papelajos más, como un póster doblado y unas pegatinas. Ah, y un adelanto del cómic oficial. Hubiese preferido un libro de arte a un panfleto publicitario, pero como no dijo Inafune, es mejor que nada. Todo envuelto en una preciosa caja con forma de jaula, que os resonará bastante cuando completéis el juego.

Por cerrar un poco, Little Nightmares es un juego alucinante, una obra única con mucha personalidad y preciosa como pocas, el mundo del videojuego necesita más cosas así, así que apoyadla. Y ante todo, disfrutad de las pesadillas.

Categories: Análisis Tags:
  1. Viernes, 16 de Junio de 2017 a las 17:58 | #1

    Sin duda fue una de las sorpresas que más me gustaron de la Gamescom el año pasado. La edición esta es chulísima, y por 30 eurillos tarde o temprano terminará cayendo.

  2. Ignis Dino
    Viernes, 16 de Junio de 2017 a las 18:22 | #2

    @Topofarmer
    Pude probar en la Barcelona Games World la misma demo que hubo en Gamescom, y te puedo asegurar que esa parte es el doble de buena, la demo recortó la escena para hacerla más sencilla.

  3. carlos
    Viernes, 16 de Junio de 2017 a las 18:40 | #3

    ¿Versión para Linux no se espera no? Es una pena porque tiene buena pinta.

  4. Ignis Dino
    Viernes, 16 de Junio de 2017 a las 19:24 | #4

    @carlos
    Por lo que se ve de momento no :(

  5. Eneko Munoz
    Viernes, 16 de Junio de 2017 a las 23:33 | #5

    Gráficamente me parece una autentica puta pasada. He estado varias veces tentado de comprarme la coleccionista pero tengo demasiados juegos en cola.

  6. Ignis Dino
    Sábado, 17 de Junio de 2017 a las 20:09 | #6

    @Eneko Munoz
    Tengo el mismo problema jaja, pero me llamaba demasiado, además, son solo cuatro horitas!

  7. Jaime
    Domingo, 18 de Junio de 2017 a las 23:28 | #7

    Me dieron MUUUCHAS ganas de probar este juego

  1. Sin trackbacks aún.
wu) waoo) ppp) :hehehe: :derp: buah) puf) :yaya: :)) :nuse: :sisi: :nono: more »