Continuamos con lo ocurrido en Gamelab 2017. Día dos, con Fumito Ueda y Richard Garriot, entre otros.

El día comienza con Jon Neverdie, este icono de Internet se hizo rico en un MMO y con el dinero creó el suyo propio. Vino a hablar de sus actuales proyectos, entre los que se encuentra ser presidente de la realidad virtual y desarrollar una plataforma que ha creado, que pretende unificar todos los MMO bajo una moneda común.

Richard Bartle dio una estupenda charla sobre sus teorías de diseño de videojuegos. Los buenos de Extra Credits hicieron hace tiempo un genial vídeo al respecto, así que si os interesa os dejo aquí arriba, lo recomiendo mucho.

La estrella del evento fue sin duda Fumito Ueda, el padre de ICO, Shadow of the Colossus y The Last Guardian, quien fue idolatrado por todo el mundo y atrajo una clara atención superior al resto de invitados.

La charla en sí fue bastante caótica, Rami Ismail (quien dio una gran charla al día siguiente) entrevistó al gurú, pero Rami hablaba inglés, Ueda japonés, y la interprete de Ueda traducía al español, así que había que esperar a que Ueda hablase, entonces su interprete y entonces esto fuese traducido a Rami. Un caos muy lento y pesado. Pero aún con esto, la conferencia sacó algunas perlitas de sabiduría.

Ueda nos contó cosas como que comenzó de animador y por eso busca dar una sensación de vida y movimiento estético a sus personajes como prioridad, pero haciendo énfasis siempre en la necesidad de crear algo único en el medio. Quiere crear con su equipo algo que no se pueda transmitir en la música o el cine, creando así elementos como la relación de ICO y Yorda o Trico y el niño.

También se disculpó porque The Last Guardian fue una obra que necesitó mucho tiempo no sólo por los problemas técnicos que ha vivido (IA, cambio de generación…) sino también para perfeccionarse, de manera que pese a tardar tanto, fue con la intención de tener la mayor calidad posible. Y debo añadir que no es algo tan raro como suelen pensar muchos, pues este mismo día hablaría el creador de Limbo acerca de cómo perfeccionar un juego lleva tiempo (Limbo tardó seis años en crearse).

Rami acabó la conferencia preguntado a Ueda con cual de sus personajes saldría a beber a un bar, a lo que respondió que con ninguno, porque de conocerlos en la vida real los decepcionaría.

Reko Ukko, de Seriously Games, quienes hacen el juego móvil Best Fiends (juego que parece Candy Crush con bichos), hizo una charla de sus estrategia de marketing. Me sorprendió bastante, pues una de sus estrategias principales es usar campañas de ayuda a ONGs para promocionar su juego, la gente se involucra para aportar a la causa, y la cantidad extra de jugadores les da mejor beneficio que una publicidad convencional. Las intenciones directas no son ayudar, pero al menos hacen bien en el camino.

Richard Garriot dio su primera charla en formato de entrevista. El creador de Ultima y Tabula Rasa ha tenido una vida bastante interesante, habiendo visitado el Amazonas, el espacio o el fondo del océano, pero la charla se centró en el recorrido que le ha llevado hasta aquí, como empezó humildemente y estuvo a punto de perderlo todo, hasta acabar saliendo exitoso.

Dejó la universidad para trabajar en videojuegos, cosa que hacía desde el instituto, porque no era muy bueno en los estudios. Pero sí al trabajar en proyectos, donde podía aprender una gran cantidad de cosas para aplicarlas a los juegos.

Tras encontrarse con que los jugadores preferían robar o hacer trampas en el juego en el que encarnas un héroe, introdujo los conceptos de karma y avatar, para que el jugador tuviese una representación propia donde se le tratase tal y como trata al juego. Fue muy influenciado por Tolkien y religiones orientales, de lo que hablaría más tarde en su siguiente charla.

Dino Patti, creador de Limbo e Inside, habló sobre como estos juegos fueron creados con el mayor perfeccionismo posible, y que por ello tardaron tanto, sufrieron montones de iteraciones y se hicieron muchas pruebas hasta conseguir el juego más pulido posible.

También comentó sobre su nuevo rumbo, acaba de dejar Playdead (la empresa con la que hizo sus juegos) para crear un nuevo estudio con el animador Chris Olsen, en quien cree fuertemente y está dispuesto a apostarlo todo por crear un juego con él. Comentó que sus intenciones es que el desarrollo de este nuevo juego no dure tanto como el de los anteriores, pero no promete nada.

Mike Pondsmith, creador de Cyberpunk, nos habló un poco de la historia del proyecto (y de la suya propia). Lo que quizás os suene como la nueva IP (Cyberpunk 2077) de los creadores de los juegos de The Witcher (CD Projekt), es originalmente un juego de rol de mesa de los ochenta, algo que en su momento revolucionó el mercado gracias a ser el completo opuesto a los juegos clásicos de fantasía donde eres el héroe.

La segunda conferencia de Richard Garriot fue una centrada en el proceso creativo. Habló de la importancia de documentarse y aprender sobre distintos temas, y de como su interés en psicología y religión oriental le permitió crear conceptos muy importantes para Tabula Rasa y Ultima.

Además de esto, su fascinación por Tolkien le llevó a crear un idioma propio, uno con su propio sistema de caracteres, de manera que fuese internacional y no tuviese diferencia de dificultad entre personas de distintas lenguas.

El día acabo con Anatoly Ropotov, CEO de GameInsight, los cuales están haciendo juegos enfocados a ser usados por streamers y youtubers. Una propuesta que a mi me parece que antepone comercialidad a calidad, pero que a otros les puede gustar más.

Y eso es todo por el segundo día, más cositas sobre el tercero en la siguiente entrada.

Categorías: Artículos

2 comentarios

Neimad · 04/07/2017 a las 21:31

Menudo día de ponentes de calidad!
Me ha llamado mucho la teoría de Bartle, que conocía el concepto y la división de otras fuentes, pero no “el todo” global ni a su creador.

Ignis Dino · 04/07/2017 a las 22:30

@Neimad
Jaja, todo gente genial 😀

Yo conocía a Bartle por extra credits, pero después de ver su genial presentación a ver si me repaso sus libros. Diría que como presentador, Bartle fue el más carismático del día (casi empatado con Garriott), presentó de forma divertida y dinámica, muy agradable, y sobretodo, super interesante.

Los comentarios están cerrados.