Análisis Fire Emblem Warriors (Switch)


miércoles, 29 de noviembre de 2017 Dejar un comentario Ir a comentarios

Llevo mucho tiempo sin hacer un análisis de un juego de Switch. La razón es que, aunque he jugado (y sobre todo, comprado) muchos juegos, o no me han terminado por enganchar o los he dejado en cuanto uno nuevo se puso en medio. Seguro que más de uno conocéis esta historia. Comprar y comprar, para nunca jugar.

Pero esto ha cambiado con Fire Emblem Warriors, el nuevo crossover Musou de Koei Tecmo. Y ha cambiado porque aunque al principio me pareció similar a Hyrule Warriors (divertido para jugar un poco pero me canso pronto), ha conseguido engancharme una barbaridad. Al nivel de dejar parado Mario Odyssey. Ojo, eh.

Así que vamos a ver qué tal, por qué me he viciado tanto y por qué ya tengo el Season Pass comprado.

Fire Emblem Warriors, como he dicho antes, es un Musou. Para quien no lo sepáis es el género de los Dynasty Warriors: recorremos un mapa gigante en el que hay cientos de enemigos mientras repartimos hostias a diestro y siniestro y cumplimos objetivos (que suelen ser mata a Fulanito o salva a Menganito). Algo simple pero que en algunas ocasiones se puede volver un poco caótico.

La historia es una mera excusa para ir avanzando por los mapas, con un montón de héroes de diferentes épocas y juegos reuniéndose porque sí y luego hay un malo. Y luego hay otro malo. Y luego momento drama. Y luego que si vamos a salvar el mundo. Y luego usar el poder de la amistad (literalmente).

En ningún momento importa lo más mínimo el guión, pero nunca está de más dejarlo claro. Lo que importa aquí es esa fusión Fire Emblem y Dynasty Warriors que han hecho, metiendo un poco la estrategia del primero en el gameplay mata-mata del segundo.

Lo que más me ha gustado de este crossover es ese punto de estrategia que se ha añadido. Me explico: normalmente controlamos a cuatro personajes y tenemos cuatro más controlados por la IA dando vueltas por el mapa. Un mapa igual al de Fire Emblem, dividido en cuadrículas y con los enemigos importantes marcados.

La gracia reside en ir enviando a cada unidad, ya sea sola o en pareja, a que mate al enemigo sobre el que tiene ventaja. Una ventaja que determina el ya clásico triángulo de armas (espada > hacha > lanza > espada). Esto consigue dos cosas: que nos libremos de parte de la carga de tener que limpiar el mapa nosotros solos y que tengamos que estar constantemente atentos por si alguno de nuestros personajes ha terminado o está en desventaja. Y es divertidísimo.

El juego lo he jugado completo en difícil, y en más de una ocasión me he tenido que volver un poco loco porque mis personajes estaban a punto de morir o tenían desventaja y no podían avanzar. Pero ahí está la gracia, yo creo. El saber cuándo acudir a ayudar, priorizar unos objetivos sobre otros y proteger a quien más quieres. A Lucina.

Aun así, aun jugando en difícil el juego es bastante sencillo y el personaje principal termina bastante roto. Hablo de la campaña, claro, porque luego hay desafíos extra que ya tienen más chica.

El plantel de personajes está principalmente basado en los juegos de 3DS (con alguna aparición extra como Marth o Lyn), y es entendible que estos hayan sido los elegidos, al menos para la primera entrega. Son las sagas más populares y las que revivieron la saga, guste o no. Faltan Tharja y Azura, que llegarán en el DLC, pero con lo que había me hice un equipito guapo con Lucina, Cordelia y Camilla a la cabeza.

Cada personaje puede usar un tipo de arma (espadas, hachas, lanzas, grimorios, arcos y piedras dragón) y las podremos ir cambiando según consigamos nuevas al derrotar enemigos. Lo bueno es que aunque sean del mismo tipo, los estilos de lucha suelen cambiar y la mayoría son divertidos de usar.

Quizás haya un problema en que muchos de los personajes chulos usan espada, incluidos los protagonistas (obligatorios de usar en la campaña), por lo que o te toca no elegir a tus preferidos o repetir funciones, con la desventaja que ello conlleva.

También tenemos tres tableros para cada personaje (ataque, defensa y habilidad) que nos permitirán mejorar sus atributos y las posibilidades que tienen. Además ganan experiencia y suben de nivel al ir combatiendo, con una animación igualita a la de Fire Emblem.

Hablando de animaciones y gráficos, he de decir que me ha encantado el estilo que tienen los personajes y cómo se veían en pantalla. A estas alturas, sin todavía un Fire Emblem de verdad en la consola, esto es lo que más se acerca a las escenas animadas de los juegos de 3DS, y lo hace bastante bien.

Hay que tener en cuenta que hay cientos de enemigos en pantalla, por lo que tampoco se le pueden pedir peras al olmo. Lo he jugado en modo portátil y me ha parecido más que decente. Eso sí, jugarlo con la consola enchufada a la tele y en modo Rendimiento (baja la resolución y sube el framerate a 60 fps) es otro juego. La fluidez es un antes y un después. Sí que es cierto que a veces tiene rascones puntuales en modo portátil (sobre todo al hacer los ataque especiales si hay demasiada gente en pantalla), pero no afectan al desarrollo del juego en sí.

Para las voces pusieron un DLC gratuito que nos permite seleccionar las japonesas, así que perfecto. Mejor no entender nada pero sentirse más weeaboo y más cercano al idioma natal de las waifus. Porque de eso va Fire Emblem: de waifus.

Fire Emblem Warriors me ha parecido una gran sorpresa, y para bien. Hyrule Warriors ya me gustó, pero me terminó cansando un poco el que se limitara a ir de arriba a abajo matando bichos. El que este juego haya añadido elementos de Fire Emblem como el triángulo de armas o la capa de estrategia lo hace mucho más interesante, además de que la saga se presta mucho a un Musou.

Es un juego que da un montón de horas, diversión desde el primer momento y algún que otro quebradero de cabeza para que tu estrategia cuadre y sea la más efectiva para ganar. A mí desde luego me ha convencido.

8.5

Categories: Análisis Tags:
  1. Enekomh
    jueves, 30 de noviembre de 2017 a las 07:28 | #1

    Tengo el juego en casa a la espera de que llegue navidades y me caiga la switch que me compro la semana pasada mu señora.

  2. jueves, 30 de noviembre de 2017 a las 09:03 | #2

    @Enekomh
    Pero cuando te caiga la Switch tienes que darle antes al Zelda :sisi:

  3. Jaime
    jueves, 30 de noviembre de 2017 a las 16:11 | #3

    Mi Switch llegará el año que entra

  4. SerditoAdoptivo
    sábado, 2 de diciembre de 2017 a las 14:57 | #4

    dat chochete… :jizz: :jizz: :jizz: :jizz:

  1. Sin trackbacks aún.
wu) waoo) ppp) :hehehe: :derp: buah) puf) :yaya: :)) :nuse: :sisi: :nono: more »