Bueno pues ya está. A falta de Final Fantasy VII Remake, en mi cápsula espacial, donde no existen ni Red Dead Redemption 2 ni Sea Of Thieves ni God Of War, Kingdom Hearts III es desde ya mi GOTY de este 2018. Así, sin haber salido.

Ahora que lo sabéis podría dejar aquí la noticia, pero como es sábado haré un derroche de generosidad para poneros en contexto.

Hoy se ha celebrado la D23 Expo en Japón, un evento en el que Disney celebra absolutamente todo lo que tiene que ver con su rama más clásica, destacando especialmente sus franquicias de animación. Y desde hace unos años, esta cita se ha venido aprovechando también para ir soltando a cuentagotas algún que otro detalle sobre Kingdom Hearts III, ese juego que los fans llevamos esperando casi 10 años, (desde que salió el II básicamente), pero cuyo desarrollo comenzó hace algo más de 3 pese a lo que digan los haters.

Pues bien, hoy estaban previstas novedades sobre el proyecto. Todo el mundo apostaba por un nuevo tráiler y una ventana de lanzamiento para este mismo año. A falta de fecha definitiva, hemos tenido un trailer y medio, ¡pero vaya uno y medio!

El nuevo vídeo es probablemente el mejor tráiler que se ha hecho nunca en toda la saga, posiblemente mejor que el de la organización XIII del KHII ya que aquel estaba mucho más centrado en las cinemáticas del modo historia, mientras que este presume de músculo técnico. A nivel gráfico el subidón ha sido brutal. Se ve incluso mejor que las propias películas Disney. Pero es que a nivel jugable… Las cosas como son, el noctambulismo de Tetsuya Nomura dispara los plazos de desarrollo de sus juegos como la cultura culinaria hace con los de Hideo Kojima, pero cuando por fin terminan y lo enseñan, te das cuenta de que han ido un paso más allá que el resto. Juzgad vosotros mismos:

Así es, por fin se ha confirmado el archifiltrado mundo de Monstruos S.A. en Kingdom Hearts III con, posiblemente, la apariencia más fea de Sora en toda la saga. Tenemos nuevas imágenes de invocaciones como La Sirenita, a Rapunzel colgándose de los árboles para arrasar numerosos sincorazón, más de Toy Story que sigue apuntando increíble, nuevos ataques combinados y jefes inmensos que destrozan los escenarios.

Del argumento tan sólo tenemos nuevo el regreso de Marluxia, antes en la Organización XIII y ahora como miembro de la nueva “y única” organización, y una nueva aparición de Vanitas, a quien parece que tendremos que volver a enfrentarnos en algún momento.

Al final del tráiler, un simple 2018, pero que no decaiga el ánimo, porque en el propio evento han confirmado a los asistentes que en el E3 de este año se anunciará la fecha definitiva en la que Kingdom Hearts III por fin llegará a las tiendas de todo el mundo.

El otro medio vídeo que os comentaba, no llega a ser tráiler, pero también tiene nuevas escenas, entre las que destacan las nuevas apariencias del rey Mickey y de Riku, a quien algunos rumores apuntan como personaje jugable, y al que Nomura ha hecho pasar por el servicio de peluquería para tratar de hacer de él el Noctis que le robaron al relevarlo del puesto de director de Final Fantasy XV.

Pero la cosa no acaba ahi, porque este medio vídeo, viene a cuento de anunciar que Utada Hikaru también está colaborando con la banda sonora del juego, concretamente con el tema Oath, que en occidente estará traducido al inglés como Don’t Think Twice, y del que podemos escuchar alrededor de dos minutos para comprobar que con ella y Yoko Shinomura, la ost de la saga va a seguir siendo lo mejor del universo.

Y en inglés

Para terminar, si estáis jugando Kingdom Hearts Union X, os alegrará saber que la cuenta oficial del juego ha anunciado que todos aquellos que inicien sesión desde ahora recibirán la medalla Rey Mickey versión Kingdom Hearts III EX de forma gratuita.

Parece que la espera de va acercando a su final. Kingdom Hearts III llegará este año a PlayStation 4 y Xbox One, y los fans damos palmas con las orejas.

Categorías: Noticias

JRubio

Escribo por aquí y por allá, juego todo lo que quiero siempre que puedo y nunca puedo jugar todo lo que quiero. ¡Queremos ver a Crash-ta! There is nothing either good or bad... but thinking makes it so