Ha pasado un mes ya desde la salida de World of Warcraft: Battle for Azeroth, la nueva expansión del famoso MMORPG. Y un mes llevo atrapado jugando como si no hubiera un mañana, dejando el nombre de la Horda en lo más alto posible, como se merecen.

Y tras estas semanas creo que es hora de comentar un poco mis impresiones sobre esta expansión y cómo ha conseguido lo que no hicieron otras: engancharme durante cientos de horas desde el primer día. No pasó con Legion (aunque resultó ser una expansión bastante maja) y desde luego no pasó con Warlords of Draenor. Pero esta vez con Zandalar ha sido diferente.

La premisa desde el primer tráiler tenía muy buena pinta, aunque no se haya explorado apenas. Todavía. Para poneros en situación los tráilers hablaban de la guerra Horda-Alianza, la batalla de Lordaeron, la quema del Teldrassil y básicamente cómo un bando y otro se dedicaban a destruir al rival. Pero la expansión hasta ahora se centrado en la adquisición de nuevos aliados por una parte y por otra.

Aunque está bien lo que ha habido (la parte de la Horda en concreto es bastante chula), sí me hubiera gustado ver cómo exploraban más esa guerra eterna entre esos seres despreciables y la Horda. Pero aunque la premisa sea esa guerra por Azeroth, todos sabemos que esta es una expansión de los Dioses Antiguos. Tiempo al tiempo. Quedan muchas actualizaciones en los próximos meses y tengo muchas ganas de ver cómo amplían.

Viendo lo que hay, me gustaría destacar lo muchísimo que me han gustado esta vez las nuevas zonas para explorar, tanto en Zandalar (donde se desarrolla la historia de la Horda) como en Kul Tiras (zona de la Alianza). Zuldazar con su estética azteca/maya, Drustvar y su bosque de brujas, la agonía y gore en Nazmir… Realmente una de las grandes razones por las que quedarme tanto tiempo ha sido que sigo maravillado con los escenarios.

A estos escenarios del PVE se les han unido una serie de mazmorras (y ahora la primera raid, Uldir) que también me han hecho mantener ese interés, porque no se me hacían pesadas para nada. Bueno, la de Nazmir sí, es una mierda. Pero quiero decir: el poblado pirata de Fuerte Libre, la mansión encantada de Mansión Crestavía, la pirámide de Atal’Dazar… Mola lo que ves (que hace mucho) y están bien diseñadas en su mayoría, por lo que repetirlas para conseguir equipo no es ningún drama.

Y si no te quedas a gusto con ello, siempre te quedan las Expediciones Insulares, una especie de mini-arena-PVE en la que conseguir recursos más rápido que la facción enemiga. Eso y pasearte por el continente contrario para hacer misiones de mundo y aprovechar una de las mejores novedades de esta expansión:

El Modo Guerra. Es lo que está haciendo que sea mucho más interesante jugar en terreno enemigo y lo que ha revitalizado el PVP. Porque ofreciendo un incentivo (más experiencia y recompensas) se ha conseguido que esté hasta arriba de gente junta y las batallas entre facciones sean una constante, incluso en servidores que antes no eran PVP.

Este modo es lo que más se asemeja a esa guerra por Azeroth que promocionaban antes de la salida. La otra facción es más que nunca tu enemiga y al obligarte a tener que ir a su continente a conseguir recursos de guerra y reputación el confrontamiento es más habitual que nunca.

La otra gran apuesta en la batalla es la Campaña de Guerra, que son una serie de misiones en las que vas creando campamentos y avanzadas en terreno enemigo para ir conquistándolo. El problema es que termina de forma muy abrupta, aunque entiendo que seguirá desarrollándose en el futuro próximo.

El gran problema que tiene World of Warcraft, y casi cualquier MMORPG casi por definición, es que el contenido es limitado, y por mucho que haya se termina. Aquí sí que es verdad que ha habido muchísimas misiones, campañas en cada zona, varias historias y una base maja para lo que está por venir, pero una vez terminado todo sólo queda dedicarse a grindear. Pero tampoco es que pille a nadie por sorpresa.

Ahora mismo mi día de juego se resume en hacer unas cuantas misiones de mundo, farmear un poco más de reputación en los Zandalari y la Campaña de Guerra para crearme un Troll Zandalari druida y un Orco Mag’har guerrero, alguna mazmorra en mítico para pillar equipo y poquito más. Pero también es verdad que el vicio que le he metido este mes no ha sido ni medio normal.

La cosa es, ¿ha merecido la pena esta expansión? Sí, y con creces, aún con sus cosas malas y a mejorar. No sólo venía con bastante contenido, sino que a nivel artístico se han superado y los nuevos modos han hecho el gameplay más interesante.

Faltan cosas por pulir, empezando por un rebalanceo de clases (ahora que han abierto la raid tendrán datos para hacerlo con cabeza) y ampliar la historia, pero eso llegará. Viendo qué pasó con Legion no tengo dudas de que lo hará.

Podría haber hecho que me durara mucho más, pero he preferido darle como si no hubiera un mañana. Y no me arrepiento, porque me lo he pasado genial con esta expansión. Seguramente tome un descansito ahora y juegue más relajado hasta que llegue el parche 8.1, pero siempre quedan cosas por hacer, empezando por terminar de grindear la reputación y subir de nivel a los nuevos personajes.

Creo que ahora es un momento perfecto para empezar a jugar a World of Warcraft o para retomarlo si jugasteis en su día y lo dejasteis por la razón que fuera (o sea, en Pandaria o Warlords). Hay muchísimo contenido, la estética “no tan oscura” de esta nueva expansión puede atraer a más de uno (a mí Legion me tenía hasta el gorro con tanto fuego vil) y el juego es “gratis” hasta esta última actualización, por lo que para empezar sólo hay que pagar la suscripción.

Estoy en todos los lanzamientos de World of Warcraft viciando las primeras semanas, y esta ha sido la primera vez en mucho tiempo que me he mantenido tanto tiempo enganchado y jugando tan a tope. Estoy terminando de exprimirlo, pero me quedo con la esperanza de saber que vendrá mucho más en el futuro próximo.

Categorías: Análisis

4 comentarios

Eneko · 17/09/2018 a las 18:42

Pues no sé… Yo volví tras 9 años de dejarlo en Cataclysm y si bien no me ha desagradado la última expansión, diría que la parte de levelling que hice de Pandaria o Legion era más divertida. De WoD no opino porque subí tan rápido que ni me enteré de qué pasaba.
El diseño de escenarios está totalmente desequilibrado. La horda tiene dinosaurus y la alianza tiene nada. La horda tiene una ciudad azteca y la alianza un puto puerto de mierda con personajes de mierda.
Pero vamos, una vez subido a maximo nivel y pasada la historia el juego se vuelve aburrido de cojones. Y eso son o dos semanas jugando solo, o dos dias y juegas con amigos.
De hecho, cuando el juego muera dentro de X años, no me sorprendería que Blizzard lo sacara a la venta como juego offline porque lo de jugar con otra gente es algo anecdótico.
Yo he disfrutado del mes más por la nostalgia que por el contenido en sí. Aunque también puede ser que la falta de tiempo no me permita explotarlo del todo.

    Topofarmer · 19/09/2018 a las 13:07

    Que los diseños de la Alianza sean una mierda es una tónica constante. Es lo que tiene coger a los “buenos”. Aun así, Drustvar es una pasada.
    Una vez terminado el contenido te queda lo de siempre, grindear y dedicarte a hacer raids, mazmorras, bgs o wq. Yo al menos no lo he encontrado más aburrido que de costumbre. De hecho, al contrario.

LaMu2560 · 18/09/2018 a las 15:35

Yo estoy un poco indeciso. Mi relacion con el WoW los ultimos años ha sido volver durante el principio de la expansion, dejarlo, y volver unos parches mas adelante para ver que mas han ido añadiendo. Imagino que esta expansion sera igual. El lanzamiento ha sido bastante bueno a nivel tecnico, ha habido pocos fallos, y los 3 primeros dias los pase online casi completamente sin apenas problemas.

Como alianza, las zonas de leveo son bonitas, historias interesantes (aunque totalmente desconectadas del punto principal de la expansion, que se supone que es la guerra entre facciones) y fluyen bien. Pero una vez que terminas la historia de las zonas y tienes que volver a partes de ellas para hacer world quest, se vuelven bastante aburridas. De lo que ha pasado en las otras 3 zonas, pues ni idea, porque no explican apenas nada aparte del war campaign, que es el unico punto que se relaciona con la expansion. El hecho de que las zonas me son irrelevantes y que si intento ir a hacer world quests alli con warmode puesto me voy a encontrar grupos de hordas haciendome la vida imposible me quita las ganas de pasar por alli.

Aun asi, no critico el warmode, me parece de las cosas mas interesantes que han añadido con la expansion y era muy divertido los primeros dias/semana. Despues de eso, por como funciona el sharding, favorece a los grupos grandes de cada faccion, por lo que si vas por tu cuenta es probable que te encuentres gente que esta ahi simplemente para molestarte.

Me pasa igual con las expediciones, de primeras eran divertidas, pero una vez que has visto todos los mapas, pasan a ser aburridas, porque apenas hay variedad de eventos/enemigos y las recompensas son escasas y aburridas (no he probado despues del hotfix en el que han aumentado la frecuencia de premios). Con el warfront de Arathi ni me meto, porque como soy Alianza, todavia no me ha tocado experimentar la parte divertida.

En cuanto a diseño de clases, me parece una de las peores expansiones hasta ahora, por lo menos en cuanto a como se sienten las clases. Hemos perdido muchas mecanicas al haber perdido los objetos legendarios y el artefacto con todos sus talentos. Al bajar los numeros casi todas las clases se notan demasiado lentas, y por como van a escalar los numeros, para el final de la expansion vamos a tener el mismo problema que al final de legion en cuanto a numeros grandes. Estos sistemas los han sustituidos por un colgante que es igual de coñazo de subir, pero con menos recompensas y por la armadura de azerita, en la que casi todos los efectos son pasivos (aburridos) y confusos, porque no tienes forma de saber si una pieza es mejor que otra o no, a no ser que de verdad te pongas a investigar fuera del juego.

Por otro lado, es la primera vez que he avanzado en contenido tan rapido, he hecho miticas en dos/tres semanas de expansion y miticas+ en la semana de salida. Sin tener guild siquiera he hecho todos los jefes en normal menos dos e incluso alguno suelto en heroico. Punto positivo por mi parte porque no sientes que te estan limitando contenido.

En general, la expansion deja un sabor agridulce, por haberme quemado mas pronto de lo normal, y por cuestionables decisiones de diseño. Igualmente, como tu dices, creo que ha merecido la pena porque he estado pegado al juego desde que salio, y se que a base de parches iran añadiendo contenido y arreglando cosas que van a ir haciendola mejor. Por ahora cancelo la suscripcion, y en funcion de lo que añadan en el siguiente parche, vuelvo en 2, 3 o 4 meses a ver como ha quedado.

    Topofarmer · 19/09/2018 a las 13:22

    Esa estrategia de jugar el inicio, parar un poco y volver luego a ver cómo lo han dejado es la mejor que hay, la verdad. Así te ahorras el quemarte cuando ya has completado todo.

    La historia de amor entre madre e hija de la Alianza, si te digo la verdad, me parece una castaña comparada con la historia de la Horda, en la que hay traiciones, pactos de sangre con demonios, monstruos y cosas así. Algo mucho más chulo, no hay ninguna duda.

    Lo que comentas del sharding, alguna vez he tenido que aprovecharme de él, sobre todo cuando ves grupitos enemigos campeando World Quests. Es una mierda ir tú solo sin molestar a nadie y que te gankeen entre ocho y te hagan un hijo. Pero también es el sentido del War Mode, y lo acepto y me gusta. Y yo jugaba en un server PVE.

    Y me vas a hablar de las clases xddd Tengo un warlock y es sidita puro. Y para una clase divertida, demon, ni merece la pena. Pero bueno, a ver si hacen un rebalanceo majo.

    Lo que dices de que es la primera vez que avanzas tan rápido, me pasa igual. Creo que se ha bajado un poco el listón para entrar al contenido “post-game” (post-campaña?) y la verdad es que es un puntazo eso, porque alarga mucho la vida del juego. Pero sí, esperar un poquito a que llegue contenido nuevo es lo más lógico si no eres un atrapado.

Los comentarios están cerrados.