Si hablamos de aventuras gráficas de point and click, uno de los nombres que hay que mencionar es el de Leisure Suit Larry. Las aventuras de Larry Laffer nos ponían en la piel de un intento de ligón que tenía que llevarse al catre a todo lo que pillara. Algo que estoy seguro sería impensable hoy en día, por cierto.

La franquicia empezó bien, con unos primeros siete juegos exitosos, pero Love for Sail! marcó un final al caer la popularidad del género. Luego salieron dos abortos como son Magna Cum Laude y Box Office Bust (ambos sin Al Lowe), que usaron el nombre para vender dos mierdas como una catedral de grandes. Y en 2013 Al Lowe financió en Kickstarter Leisure Suit Larry: Reloaded, que pasó sin pena ni gloria.

La saga parecía abocada al más completo olvido, pero por alguna razón hoy sale a la venta Leisure Suit Larry: Wet Dreams Don’t Dry. Es un nuevo point and click, sin Al Lowe involucrado, y que al parecer está teniendo notas decentes. Han conseguido hasta que Jan Rabson repita como la voz de Larry.

No sé muy bien qué pensar, pero quiero jugarlo. De pequeño me encantaban (devoraba las aventuras gráficas), pero tras los fiascos de Magna Cum Laude y Box Office Bust, no sé qué pensar. Aún tengo pesadillas con ellos.


1 comentario

Patato · 07/11/2018 a las 17:36

La cápsulas de Cálico Electrónico tenían mejor calidad de animación Flash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *