Como fan acérrimo e incondicional de Final Fantasy XV, escribo este artículo con la pena de quien se siente por enésima vez castigado injustamente, pero también con la tranquilidad de saber que el martirio llega a su fin. Esta noche se ha emitido un streaming con motivo del segundo aniversario del lanzamiento del juego dirigido por Hajime Tabata, y mi idea era presentaros hoy todas las novedades que en él se anunciasen. Sin embargo, el tren del hype y la esperanza ha volado por los aires antes de llegar a la estación, dejando apenas un par de supervivientes.

Si bien es cierto que el juego se lanzó con evidentes vacíos argumentales, tras el primer season pass muchos quedamos satisfechos. Por supuesto con ganas de más, porque tras las últimas entregas de la saga por fin volvíamos a ver la luz con Final Fantasy XV, pero satisfechos. Nuestra alegría fue máxima cuando el propio Tabata fue ascendido, se le concedió su propio estudio Luminous Productions, y se anunció la llegada de un segundo season pass con el que completar el camino que iniciamos junto a Noctis el 30 de septiembre de 2016.

Tras un año sin noticias, esta madrugada tocaba volver a pensar en revisitar el mundo de Eos, pero cual capítulo de Game Of Thrones, tortazo. Hajime Tabata ha abandonado Luminous Productions y Square Enix, y todos los DLCs salvo el de Ardyn, (el primero que iba a salir), han sido cancelados. Hermanos de Armas, la expansión que se iba a lanzar como título standalone también sigue adelante, pero lejos de lanzar una versión 2.0, van a añadir un puñado de trajes y jefes nuevos y a correr.

Probablemente el de Ardyn siga adelante debido al avanzado estado de su desarrollo, y la verdad es que pinta genial, pero nos quedamos sin controlar a Luna en Tenebrae, a Aranea en Niflheim, y a Noctis en un epílogo final. Un batacazo terrible, si tenemos en cuenta que fue hace apenas unos meses cuando Tabata nos explicaba cómo había luchado para poder seguir ofreciéndonos contenido a modo de agradecimiento por el apoyo y las buenas ventas que ha registrado el juego.

Desde Final Fantasy versus XIII, la evolución de este proyecto hasta convertirse en lo que es hoy en día ha sido un tortuoso camino tanto para fans, como para los propios desarrolladores, debido a un sinfín de decisiones erróneas tomadas por la directiva de Square Enix. En un sector en el que el valor de las acciones priman sobre el producto ofrecido, en esta compañía se llevan la palma. Hacen y deshacen a su antojo, sin importar a quien se lleven por delante, y luego buscan cabezas que cortar para lavarse las manos. ¿El resultado? Un auténtico genio como Sakaguchi, que salvó a Squaresoft de la desaparición, fuera de la empresa, y el atrevido Tabata que recogió la antorcha casi extinta de Final Fantasy para volver levantarla con todo su fulgor, igualmente exiliado.

Nos queda el consuelo de saber que Square Enix ya no le puede hacer más daño a Final Fantasy XV ni a quienes amamos el juego, tanto los fans como los desarrolladores a quienes les han desechado una vez más meses y meses de trabajo. Sin embargo, lo peor de todo este jaleo es sin duda la salida del creativo de la compañía.

Desde su nombramiento a cargo la dirección del juego, lo primero que hizo fue contactar con Sakaguchi, con quien llegó a establecer muy buena relación. Tanto es así que el propio Sakaguchi lo recomendó abiertamente para continuar con las próximas entregas numeradas. Un director joven, ambicioso, con ganas de aprender y de volver a convertir Final Fantasy en la punta de lanza que una vez fue. Y si no era con ese nombre, al menos con una nueva IP con la que llevar a cabo sus propias ideas. Fuese cual fuese su próximo proyecto, yo lo esperaba con ganas, y ahora dudo que lleguemos a saber nada de esa nueva licencia.

Final Fantasy XV consiguió llegar a buen puerto, pese a que la propia $quare €nix se ha empeñado a torpedearlo incluso después de que echara el ancla. El futuro de la saga numérica está en peligro, la persona más cualificada para este tipo de proyectos se ha marchado, y un marronazo del tamaño de un cometa se aproxima a la compañía en forma de Final Fantasy VII Remake, juego que empiezo a dudar que veamos algún día.

Sigue cavando Square-Enix, sigue cavando.

Categorías: Noticias

3 comentarios

Topofarmer · 08/11/2018 a las 14:21

Muy light te ha quedado esto. Yo esperaba más bilis viendo cómo te has desfogado en el Whatsapp xDDDD

Al hilo de esto, lo de Square-Enix con Final Fantasy XV es de coña. Cuando ya parecía que iba bien, adiós a todo. Y las cosas de PC, canceladas también, claro.

Eneko · 08/11/2018 a las 15:37

A mi en parte no me desagrada la idea. Estaban intentando estirar el chicle del juego ya demasiado tiempo. Lo mejor que podian hacer era pasar pagina y dejar el juego tal y como quedó con el season pass.
El juego estaba muy bien ya cuando salio (o bueno, un par de parches más tarde) pero añadirle contenido y más contenido que rellena huecos en la historia hace parecer que el juego saliera sin terminar (sigo creyendo que así fue) y afeando el buen juego que era.
Ahora sí, a espera que salga alguna buena ofertilla online para pillarme el pack completo en PC y disfrutarlo a 60fps que en PS4 cuando lo jugué en su día a veces petardeaba.

Ahora toca esperar noticias de FF16 para móviles por parte de un tercer estudio (chino a poder ser) y el anuncio de Square Enix de que se han ido a la mierda ya.

    Maki · 08/11/2018 a las 23:51

    Yo espero que sigan viviendo, para que continúen sacando Dragon Quest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *